Análisis de la competencia para emprendimientos

Análisis de la competencia para emprendimientos
Equipo de trabajo emprendimiento AM Capital (2020)

Existen algunos elementos relevantes al momento de entender cuál es la competencia de un emprendimiento o empresa, que facilitan, a su vez, la comprensión de las capacidades internas.

Dicho de otra forma, desconocer a nuestros competidores equivale a desconocernos. Este es uno de los factores de mayor importancia a la hora de plantear un emprendimiento.

Un análisis de la competencia, como su nombre lo indica es una revisión a profundidad de tus competidores y los elementos distintivos que tienen, a la luz de tu modelo de negocio, emprendimiento o compañía, contrastando con los otros jugadores y particularidades que actúan en el mercado.

En dicho análisis deberás evaluar las fortalezas y debilidades de tu competidor, una vez te sea clara esta información podrás formular una estrategia para darle ventajas a propia tu empresa. Todo este proceso se haya dentro del Plan de Marketing de la compañía.

Ten claros los tipos de competidores

Debes tener siempre en cuenta que existen diferentes tipos de competidores. No todos entrarán dentro de tu mismo nicho, hacen lo mismo que tu o apuntan al mismo público, por eso es importante distinguir muy bien entre cada uno de los diferentes competidores. Será necesario entonces que describas y podrías clasificarlos entre:

  • Competidores directos
  • Competidores indirectos
  • Competidores del mismo sector
  • Competidores dentro del mercado
  • Competidores potenciales

Hazte preguntas estratégicas

Para hacer el análisis de la competencia, debes considerar los siguientes interrogantes por cada uno de los competidores que has identificado:

  1. Fortalezas: ¿Qué es lo que este competidor hace realmente bien? ¿Por qué son conocidos? ¿Qué área de su negocio es superior a la tuya? Considera su estructura de precio, su selección de inventario, su nivel de servicio al cliente y cómo esto se compara al tuyo.
  2. Debilidades: ¿En qué área tu competencia se queda corta con respecto a la tuya? ¿Dónde luchan para ser competitivos contigo? Desde tu perspectiva estas son oportunidades que deberías explorar y así tratar de ganar algunos de los clientes de su base de datos.
  3. Publicidad: ¿En qué consiste su plan de marketing? ¿Dónde está invirtiendo su dinero destinado al marketing, y está teniendo resultados? ¿Qué puedes emular? ¿Qué puedes hacer mucho mejor?
  4. Recursos financieros: ¿Qué tan fuerte son las reservas financieras de tu competidor? ¿Están luchando o tienen una posición sólida?

Busca información de tu competencia

Ya tienes claro qué debes preguntarte acerca de tus competidores, es tiempo entonces de reunir la información. Algunos de los espacios estratégicos para buscar detalles de las operaciones de tu competidor son:

  1. Google: Por supuesto, empieza por buscar el nombre de cada uno de tus competidores y leer los artículos y reportes que haya de ellos. Vas a sorprenderte de las cantidad de información que puedes conseguir acerca de tus competidores haciendo una buena búsqueda.
  2. Visita de forma directa: No solo busques desde lejos, ve a comprar en las tiendas de la competencia. Mira lo que almacenan, quiénes son sus empleados y cómo venden. Estima el tamaño del lugar, la cantidad de tráfico que tienen y estima cuánto dinero hacen a diario.
  3. Materiales de marketing: Reúne tantos ejemplos de sus herramientas de marketing como puedas, ya sea registrándote en su sitio web, pidiendo información o tomando nota de los anuncios locales.

Reúne toda la información que encuentres en un documento que te permita resumir las características de cada competidor (presencia en Google, su sitio web y manejo de marketing) y así poder ubicar tu propia empresa o emprendimiento en comparación. Es decir, visualizar la información en un reporte te permite entender a fondo dónde tienes tus ventajas, pero sobre todo tus oportunidades para mejorar. Este ejercicio es una herramienta que te puede ayudar a consolidar tu negocio en el mercado, si usas la información para gestionar tu participación en el mercado.

Evitar errores comunes

Al final de este ejercicio, sin importar los datos que hubieras obtenido, no caigas en estos errores comunes:

  1. Subestimar a la competencia.
  2. Olvidar a la competencia indirecta.
  3. Confiar ciegamente en la intuición o la primera impresión.

Espero que con estos consejos puedas tener una idea clara de por dónde comenzar tu análisis, te invito ahora a pasar a la acción; comienza a investigar más acerca de tus competidores. Vas a ver las grandes oportunidades de mejora que se presentarán.

 

Autor: Juan Diego Arango

Desarrollador de negocios – Dimensión Mercadológica

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *